Comunicado de las Juventudes Libertarias de Asturias a propósito de las huelgas en educación

 educacion-libertaria-5 satiric_drawings_74Desde sus orígenes, el anarquismo ha mostrado siempre una gran sensibilidad hacia los problemas relacionados con la educación, desarrollando por ello un pensamiento crítico sobre las formas pedagógicas estatales-capitalistas y proponiendo modelos alternativos de enseñanza. Esta inquietud pone de manifiesto la importancia que se le concede al desarrollo libre e integral de las capacidades del individuo como base fundamental para la lucha por la emancipación, algo que , obviamente, no se cumple bajo las condiciones en las que se encuentra la educación a día de hoy.

Mucho más allá de debates legalistas acerca de X ley o reforma, consideramos mucho más relevante el análisis de lo que realmente vivimos en el día a día durante nuestra vida académica( ya sea en institutos, universidades…). Y lo que vivimos no es más que un modelo educativo denigrante, que tritura nuestras aptitudes mentales, embota nuestros sentidos y nos trata como “futuros trabajadores”, y no como seres humanos. Ya desde pequeños se nos integra en unas dinámicas educativas que persiguen como única finalidad nuestra integración en el mercado laboral, seleccionando los contenidos a aprender y los procedimientos para llegar a ellos en base a esta concepción utilitarista de la enseñanza. Por esta razón, consideraríamos un gesto de dignidad a asumir por parte de ciertos sectores del movimiento estudiantil ya apoltronados en las burocracias educativas el enfocar su crítica y su acción en este sentido, y no en protestas posibilistas que cambian según el viento que sople en el parlamento y que aceptan implícitamente el rol de pasividad que los estudiantes tenemos en nuestra formación. Pues, independientemente de la ley que se nos imponga, mañana volveremos a estar encerrados durante horas en una clase sin una pizca de motivación por lo que hacemos y siendo considerados como mano de obra que debe ser formada para que el día de mañana cumpla las condiciones requeridas por algún empresario al que debemos hacer rico con nuestro trabajo.

En esta línea, queremos denunciar determinados aspectos especialmente sangrantes que quedan implantados a consecuencia de la aprobación de la LOMCE el pasado 10 de octubre. Uno de ellos, que ya está establecido en Asturias desde junio por el “gobiernín” del PSOE, es el reconocimiento del profesor como autoridad pública equiparable, por ejemplo, a la figura del policía, medida aprobada por el PP con apoyo de UPyD. Para justificar este énfasis en profundizar la jerarquización en las aulas, se argumentan, principalmente, las crecientes agresiones sufridas por los profesores a manos de alumnos, muchas de ellas difundidas a través de redes sociales. Nos parece terriblemente reduccionista el pretender atajar el problema de esta forma, recurriendo, como siempre, al populismo punitivo más simplón y propio de perezosos mentales que recurren a los palos y al castigo como solución para todo. Además, y como ejemplo ilustrativo de la miseria que suele acompañar a las huelgas en educación como esta de octubre de 2013, queremos denunciar el papel y la complicidad del sindicato independiente de profesores (ANPE), uno de los convocantes de esta huelga, en la aprobación de esta medida. Mientras, por un lado, protestan contra el gobierno por los recortes salariales y todo aquello que afecta a su bolsillo, por el otro, aplauden con las orejas y venden como uno de sus grandes logros el conseguir esta Ley de Autoridad del Docente. Vuestra lucha no es la nuestra, miserables.

Esto no significa que defendamos una actitud hostil y de rechazo frontal hacia el profesorado, sino todo lo contrario. Nuestra propuesta pasa por la unidad de acción de profesores y alumnos en un frente común para luchar por una educación autogestionada y en manos de los implicados en ella como única forma de obtener una enseñanza que sea verdaderamente de calidad. También defendemos, por supuesto, las reivindicaciones laborales de los docentes, que están siendo afectados por congelaciones de salarios, falta de recursos, aumento del ratio de alumnos por clase y la degradación de calidad que esto supone… No pretendemos ensañarnos y culpar individualmente a los profesores de las carencias de la estructura en la que se encuentran inmersos(tanto ellos como nosotros) y que frustra todo intento de abrir nuevas vías para una pedagogía libre, independientemente de las buenas intenciones que algunos docentes puedan tener(las cuáles, sin lugar a dudas, son muy loables).

Pero, ¿cómo podría ser esa nueva educación de la que tanto hablamos?¿tan mala es la vigente en la actualidad? En primer lugar, creemos que pasa por darse cuenta que una educación en manos del Estado NO es una educación libre, sino reglada y controlada en base a unos intereses que distan mucho de ser los de las clases populares. ¿Por qué ha de ser el Estado quien decida lo que estudiamos, cómo lo estudiamos y cómo han de evaluarse  todos esos contenidos? No nos interesa el conocimiento diseñado por tecnócratas que, amparándose en su infinita sabiduría, se arrojan el derecho a decidir sobre cómo se debe emplear el tiempo que dedicamos a nuestra formación. Así, nos vemos obligados a malgastar tiempo y esfuerzo en materias que nos resultan odiosas e inútiles y que no despiertan en nosotros ni un mínimo de curiosidad.

Aparte de esto, es más que evidente la primacía que tienen en la educación los saberes llamados intelectuales frente a los manuales, preparando así nuestras conciencias para que asociemos trabajo manual con falta de inteligencia o de capacidad para dedicarse a otro tipo de actividades consideradas más selectas. Piotr Kropotkin, uno de los pensadores anarquistas más relevantes, ya alertaba en el siglo XIX de los efectos perjudiciales de esta especialización desquiciante que se da en las escuelas y de la transmisión de conocimientos totalmente ajenos a la vida real. Frente a esto, proponemos una educación integral, en la que tengan tanto peso los saberes más teóricos, contemplativos y autocomplacientes(ya sean en materias de ciencias como de humanidades porque, al fin y al cabo, el saber por el saber es lo que nos humaniza y, en una época dominada por la mercantilización del conocimiento, reivindicar esto se convierte en revolucionario) como aquellos que puedan sernos de utilidad concreta en nuestro día a día( por ejemplo, primeros auxilios, agricultura básica, conocimientos técnicos aplicados en diversas materias…) Es esta la única manera de que la educación no nos mutile en tanto seres pensantes con capacidades y habilidades que pueden ser puestas al servicio de la comunidad.

Resulta obvio que nada de lo anterior se podrá conseguir mientras el Estado(siempre vinculado a intereses de clase) continúe siendo la institución que regule la formación de los jóvenes. Conocemos de sobra, a través de nuestra experiencia, cómo este tipo de educación se basa en el castigo, en la autoridad, en la competición y en la segregación del alumnado dependiendo de múltiples factores. Somos perfectamente conscientes de, por ejemplo, la inutilidad de los exámenes que a día de hoy constituyen el punto culminante del sistema educativo. Nadie medianamente sincero podría afirmar que los exámenes sirvan para algo más que para perder el interés por materias que pueden gustarnos y para justificar toda una reglamentación de nuestro tiempo para preparar ese examen(clases tediosas, horarios rígidos, imposibilidad de dedicarle más tiempo a aquellos aspectos que más curiosidad nos susciten…). Siempre que existe examen se da, por detrás, toda una planificación chapucera y reduccionista de la educación basada en la acumulación sinsentido de conocimientos( que, lógicamente, han sido seleccionados por el ministerio de educación del gobierno de turno dependiendo de sus intereses ideológicos).

Creemos que una base fundamental para nuestro desarrollo integral como personas(no como masa uniforme y servil para ser utilizado por los partidos y sindicatos del régimen) es la libre disposición del tiempo que dedicamos al aprendizaje. Es aberrante que la educación quede reducida a un aula, a un espacio cerrado y separado de la realidad, de la inmensidad del mundo. Queremos aprender y, precisamente por ello, abogamos por restarle importancia a las clases tradicionales para fomentar una educación que traspase las fronteras de la escuela porque, como decía Elisée Reclus “La escuela verdaderamente emancipada de la antigua servidumbre, no puede tener franco desarrollo sino en la Naturaleza […]Porque únicamente al aire libre se hace conocimiento con la planta, con el animal, con el trabajador y se aprende a observarles, a formarse una idea precisa y coherente del mundo exterior.”

Por todo ello, como referencias históricas ineludibles a la hora de construir un futuro, reclamamos como nuestras experiencias de pedagogía como la Escuela Moderna de Ferrer i Guardia( fusilado en 1909 tras haberse ganado la enemistad tanto del Estado como de la Iglesia Católica por su modelo de enseñanza laico, racionalista y libertario), la Escuela Natura en la Barcelona de los años 30 y, además, otras experiencias contemporáneas como la Escuela Paideia, en Mérida.

Nos sobran razones para enfrentarnos al sistema educativo actual independientemente de la ley que se nos quiera imponer. Y porque nos sobran razones no creemos que lo que actualmente se nos propone desde las élites de la “oposición” sea una huelga que realmente persiga un cambio en las condiciones de nuestra enseñanza. Nuestra idea de lo que debe ser una lucha realmente contestataria en este ámbito dista mucho de los espectáculos mediáticos que la izquierda organiza de cara a obtener réditos mediáticos. Nuestra propuesta pasa por una autoorganización asamblearia del estudiando, renunciando a todo tipo de delegación jerárquica que sólo contribuye al reforzamiento del actual estado de las cosas. Si quieres luchar por una educación libre e integral, lejos de todos los parásitos que sólo buscan utilizar a los estudiantes y profesores para sus propios intereses, te animamos a unirte a los Juventudes Libertarias de Asturias para que, entre todos, construyamos nuestro futuro en anarquía.

Nuestras propuestas concretas

Aún con todo, somos conscientes de que a día hoy nos resulta imposible llevar a cabo la implantación completa de una Educación Libertaria, más allá de las pocas experiencias que se abren paso a día hoy en nuestra sociedad – haciendo frente a los boicots e intentos por desestabilizarlas –. Es por ello que, mientras no contemos con esta educación, que exigimos la implantación de una serie de medidas dentro de la educación existente para conseguir cambios en este sistema y luchar contra la precarización de la educación:

– Boicot a las elecciones de delegados de estudiantes y potenciación de las asambleas:
El sistema de elecciones a delegados en las clases y en los cursos está encaminada a que comencemos, desde niños, a delegar toda nuestra iniciativa y responsabilidad en una sola persona. El objetivo es que no seamos capaces de hacernos valer por nosotros mismos, ni individual ni colectivamente, que no hagamos frente a las injusticias que nos afectan a todos y que nos volvamos unos vagos. Escogemos un delegado que sea fácilmente manipulable, e ignorable, por profesores, padres, etc. y que nos impidan enfrentarnos colectivamente, con la fuerza del número, a todos los problemas que tenemos. Por si fuera poco, los propios delegados deben reunirse entre ellos y  escoger un representante en el consejo escolar, es decir, aquellos a los que se eligió parten el bacalo entre ellos y esogen a otro para que represente a todos sin que sus representados sepan nada (ni de su elección, ni de lo que va a hacer, ni de dar cuentas ni nada). Además bien pronto se nos impone la obligación de participar, el que se niega a votar o a ser elegido… tiene un problema.
Frente a esta situación abogamos por la supresión de los delegados y el funcionamiento por asambleas de clase, curso, centro y facultad que permitan a todos lo interesados participar en las decisiones que hayan de tomarse y que permitan mayor influencia en los asuntos que nos afectan, nunca participando en las instituciones que se nos ofrecen y haciendo residir nuestra fuerza en el número.

– Gratuidad en la enseñanza (mátricula, libros de texto, salidas) y paquete básico por persona de material escolar gratuito:
No es de recibo que mientras se nos obliga a estar escolarizados tengamos, además, que pagar los costes de esta escolarización. Por otro lado, las transmisiones de conocimientos, las más básicas e importantes, siempre han sido transmitidas de manera libre y gratuita. Es por ello que exigimos la gratuidad de la enseñanza, al menos, mientras esta sea obligatoria. No queremos sistemas de becas que encubran lo que se nos está cobrando realmente, no queremos ser mendigos de la buena voluntad de unos cuantos, tenemos derecho a formarmos hasta donde podamos/queramos y puesto que es un derecho, y en ocasiones un deber, lo queremos y lo exigimos gratis.

– Derogación de las leyes de educación:
No a la LOMCE y derogación de todas la leyes de educación anteriores (No queremos padecer otra ley igual de repugnante). Nos manifestamos en contra de todas las leyes educación realizadas hasta el momento por estar supeditadas a intereses políticos y económicos y por estar realizadas por tecnócratas y nunca por los colectivos protágonistas de la educación: alumnos, profesores, padres. Todo criterio educativo que haya sido elaborada por los colectivos afectados (y que por contra nos ha sido impuesto) no merece nuestra consideración.

– En contra de los recortes:
Apostamos por la disminución de las jornada de trabajo fomentando la contratación de personal docente y no docente en paro. Esta es la única manera que econtramos para que disminuya el paro y aumente la calidad de la enseñanza al tener más personal por alumno. No más recortes presupuestarios, cierres de aulas, colegios, etc. Exigimos condiciones de aprendizaje dignas y nos manifestamos en contra de que se nos tome el pelo vendiéndosenos la educación de excelencia y calidad mientras lo que se está haciendo es empeorarla más.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: